martes, 1 de julio de 2008

La belleza viene desde adentro...


...pero de tu bolsillo, claro está.